Lectura de Aguas – Parte 1

(Artículo originalmente publicado en septiembre de 2013. Revisado y republicado en agosto de 2017.)

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

¿Por dónde empezar? (Fotografía: Hans Krarup)

Para encontrar truchas en un río o estero debemos tener en cuenta ciertos requerimientos que ellas deben tener para poder sobrevivir. El conocimiento de estos nos ayudará ser mejores pescadores al concentrar nuestros esfuerzos en aguas que tienen una alta probabilidad de albergar truchas. Podemos dividir estos requerimientos en 4 grandes áreas: temperatura, oxígeno, protección y comida. Si juntamos estas tres necesidades, es probable que podamos encontrar truchas. Lo mejor es llegar a pensar como lo hacen las truchas para poder ser un pescador exitoso.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El pescador con mosca debe conocer bien la estructura de un río para poder encontrar truchas y ser exitoso… (Fotografía: Hans Krarup)

Los peces son animales de sangre fría y no pueden regular su temperatura. Por ende, el ambiente en el cual estén determinará su temperatura corporal. Por eso la temperatura del agua es tan importante para las truchas. Las truchas pueden vivir en un rango de temperatura que va desde los 35 a 75 grados Fahrenheit (1,7 a 24 grados Celsius). En los extremos de estos rangos las truchas estarán lentas o fatigadas. El rango óptimo para las truchas está entre los 50 a 68 grados Fahrenheit (10 a 20 grados Celsius). La temperatura del agua guarda una relación cercana a nuestro próximo requerimiento, el oxígeno.

A altas temperaturas el oxígeno disuelto en el agua es más bajo que a temperaturas más bajas. Las truchas reciben el oxígeno a través de sus branquias por el oxígeno disuelto en el agua, por lo tanto a temperaturas de agua menor pueden oxigenarse mejor y tener una mayor actividad.

La protección que necesitan las truchas se pueden clasificar en dos tipos: protección de depredadores y protección de la corriente del agua, siendo la más importante a mi juicio, la protección de la corriente. Muchas veces las truchas descuidan su protección de los depredadores, cuando hay abundancia de alimento. Un ejemplo de ello es una eclosión de insectos. La protección de depredadores puede tomar varias formas en la estructura física de un río. La trucha puede descender a las profundidades, posicionarse bajo un árbol o tronco sumergido, cubrirse bajo la un árbol en una orilla, entre bolones de piedra, en una orilla socavada, etc.  Sin embargo la protección de la corriente tiene una finalidad distinta, que es mantenerse fuera de las aguas rápidas donde gastará su energía nadando en contra de ella. Muchas veces las truchas se mantienen justo en el límite entre la corriente rápida y la más lenta, a la espera de la llegada de alimento, que es nuestro último requerimiento básico.

DSC01792

En este riffle las truchas se posicionan y esperan que eclosionen insectos, que la corriente les entrega para alimentarse. (Fotografía: Hans Krarup)

La comida sin duda es el requerimiento más importante que condicionará nuestra aproximación de pesca de las truchas. Las truchas se alimentan de distintos grupos de alimentos: insectos acuáticos, peces forrajeros, insectos terrestres, crustáceos, etc. Si nosotros aprendemos más acerca de la naturaleza y biología de estos grupos, entendemos mejor como piensa una trucha y aumentamos nuestra posibilidad de pescar una. La estructura de un río o estero determinará que tipo de comida está presente en un dado momento y que mosca podemos ocupar. Por ejemplo, la profundidad y poca corriente de un pozón es un ambiente ideal para peces forrajeros, camarones de agua dulce, etc. La corriente rápida y alta oxigenación de un riffle proporciona las condiciones ideales para larvas de caddis (Orden Tricóptera), ninfas de moscas de mayo (Orden Ephemeroptera) y otros estados inmaduros de insectos acuáticos. Dependiendo de la disponibilidad de estas comidas en los distintos tipos de estructura fluviales, las truchas estarán alimentándose de distintos organismos y por ende requiere de distintas aproximaciones por parte del pescador.

IMG_0883

Un feeding lie es una posición que usa la trucha en un río para alimentarse, por ejemplo durante una eclosión de insectos. (Fotografía: Hans Krarup)

Existen distintos tipos de posiciones (en inglés lies) de las truchas en un río en las cuales se sitúan las truchas para evitar corriente, recibir comida, esconderse de amenazas, etc. Según el autor y pescador con mosca estadounidense Dave Hughes, existen 4 tipos de posiciones: mantención (holding lie), protección (sheltering lie), alimentación (feeding lie) y primaria (prime lie). La posición de mantención es aquel  en que la trucha tiene protección de depredadores y también de fuertes corrientes. Es el tipo de posición en la cual las truchas se encuentran la mayor parte del tiempo. Puede ser una depresión en el fondo del río, junto a un tronco sumergido, etc. La posición de protección es descrita por Hughes como una estructura en el río como un bunker para las truchas. Cuando la trucha se siente amenazada huye a la seguridad de su bunker hasta que se siente confiada de salir de nuevo. Las posiciones de alimentación son aquellas en las que las truchas dejan su protección habitual para alimentarse.  Un buen ejemplo de aquello es durante una eclosión de insectos acuáticos. Por último una posición primaria es aquella que reúne toda las condiciones de que necesitan las truchas en un solo lugar (protección de la corriente, abundancia de comida y protección contra depredadores). Un ejemplo de ello puede ser un par de bolones de piedra en una correntada donde una trucha se refugia de la corriente y al mismo tiempo puede alimentarse.

Hemos visto aspectos generales de los requerimientos de las truchas en ríos y esteros.  En el próximo artículo veremos en mayor profundidad la estructura típica de estos ambientes acuáticos y donde podemos encontrar peces. Conociendo esto seremos mejores pescadores y entenderemos mejor como piensan las truchas.

DSC03422

Las truchas se ubican en el borde de la corriente principal y la más lenta, donde pueden recibir alimento sin gastar mucha energía nadando en contra de la corriente. (Fotografía: Hans Krarup)

Guía de Materiales de Atado – Gallos y Gallinas

Este artículo fue publicado originalmente en abril de 2011 en http://www.riosdelsur.cl

 

Antes de empezar a hablar de las propiedades de las plumas de gallos y gallinas hablaremos sobre la estructura de una pluma. Una pluma consta de distintas partes y cada parte será relevante para el atador de moscas dependiendo del tipo de mosca que quiera atar. El eje central de una pluma se llama raquis; las fibras que salen del raquis se llaman barbas. La longitud de las barbas determinará el tamaño de anzuelo a atar para esa pluma. Cada barba posee filamentos que se llaman barbillas. En general las barbillas no son muy importantes, pero en la pluma de pavo real lo es, porque cuando enrollamos las fibras de pavo real (peacock herl) alrededor del anzuelo, quedan expuestas las barbillas. En la base de la pluma encontramos el cálamo, cuyas barbas cercas del cálamo se caracterizan por ser  suaves y laxas. Reciben el nombre de plumón. En una pluma de gallo o gallina existen plumas cercanas a la porción del plumón, que tienen barbillas más pronunciadas lo que produce que las barbas encajen uniformemente. Esto se conoce como “web” o “webby” en inglés y la cantidad de ésta en la pluma dependerá de la calidad del cuello o montura, como también del sexo del ave del cual provino. Una pluma ideal para mosca seca es aquella que posee pocas barbillas y cuyas barbas sean rígidas. Las plumas en general tienen un lado convexo y otro cóncavo. El lado convexo tendrá un color brillante y el lado cóncavo un color mate o deslustrado.

Estructura 1

Estructura 2

Foto: Estructura de una pluma. 1-raquis 2-barba 3-barbillas. (Fotografías: Hans Krarup)

Se pueden lograr distintos efectos al enrollar una pluma de gallo o gallina sobre un anzuelo. Esto va a depender si se enrolló sobre el lado cóncavo o convexo de la pluma. Al enrollar con el lado convexo (brillante) hacia adelante, se logra que las fibras de la pluma queden apuntando hacia atrás. De modo contrario, si se enrolla el lado cóncavo (deslustrado) hacia adelante, las fibras quedarán apuntando hacia adelante. Esto es importante al atar moscas del tipo soft hackle, streamers del tipo woolly bugger y otras.

Palmer Adelante

Palmer Atras

Fotos: Palmer del hackle dejando las fibras hacia adelante o hacia atrás. La importancia radica en la orientación de la pluma. Se explica en el texto. (Fotografías: Hans Krarup)

Hay tres factores que influyen en un hackle (véase Glosario de Términos al final del artículo): sexo del ave, lugar anatómico del cual proviene y genética. Hackle generalmente se encuentra en tres presentaciones: en un manojo, cuello o en una montura. El cuello y la montura tienen aun las plumas unidas a la piel del ave. Generalmente las plumas en un manojo son de una calidad inferior, aptas solo para moscas grandes y streamers.

La pluma de gallo generalmente tiene barbas más rígidas, ideal para atar moscas secas. La pluma de una gallina tendrá barbas más suaves que absorberán agua más fácilmente y las puntas de las plumas tienden a ser más redondeadas. El hackle de gallina se usa frecuentemente para atar moscas húmedas. Las monturas de gallo tienen plumas largas y finas (barbas cortas) y las de gallina plumas más cortas y redondeadas. Una pluma proveniente de una montura de gallina será corta, con punta redondeada y de barbas suaves, uno de sus usos es para streamers tipo Matuka. Una pluma de cuello de gallina tendrá una punta redondeada, importante para las alas de una mosca Adams.

Un cuello tiene plumas de distintos tamaños y largo de barbas. La pluma tendrá barbas más largas cerca del cálamo y se irán haciendo gradualmente más cortas hacia la punta de la pluma. Para un atador principiante es mejor comprar un cuello,  para así poder atar sobre un amplio rango de tamaños de anzuelos. Una montura tiene plumas más largas y tamaño de barbas más uniformes que en un cuello. La pluma proveniente de una montura será más larga, por lo que se podrá atar varias moscas con una sola pluma. Generalmente el hackle proveniente de una montura tendrá mayor número de barbas por centímetro de pluma y las barbas son más rígidas.

El último factor que influye en un hackle es su genética. Hace muchos años que se crían gallos y gallinas especialmente para el atado de moscas. Se han ido seleccionando aves con características de pluma deseables (largo de pluma, densidad de barbas, color, ausencia de plumón, rigidez de barba, cantidad de plumas por unidad de área, etc.) a lo largo de muchos años. El resultado es una pluma muy distinta que las aves de corral o destinados a alimento. En el mercado de los materiales de atado de moscas hay cuellos y monturas que no tienen esta genética refinada, por lo que son de un precio y calidad  inferior. Estos cuellos y monturas también se rotulan como “importados” (Imported), “chinos” (Chinese) o “hindúes” (Indian). Mi recomendación es evitar los cuellos y monturas de calidad inferior, ya que tendrá que usar muchas plumas más, tendrá menos variedad de tamaños de plumas y las barbas tenderán a ser más blandas y con más plumón. A la larga con un cuello o montura de excelente calidad y genética podrá atar más moscas por pluma y más duraderas. Vale la pena invertir un poco más de dinero en un hackle de calidad y ahorrarse dolores de cabeza posteriores. Terminará comprando el hackle genético de todas formas.

Pluma Montura y Cuello

A la izquierda una pluma de montura de gallo y a la derecha una pluma de cuello de gallo. (Fotografía: Hans Krarup)

Cuello y Montura

A la izquierda un cuello de gallo y a la derecha una montura de gallo. (Fotografía: Hans Krarup)

Para un atador principiante, la principal pregunta que debe hacerse es ¿Qué tipo de moscas ataré? Por ejemplo si ata mayormente moscas secas, unas mitades de cuellos de gallo (half neck) en los colores más usados (castellano, café y negro) sería lo más recomendado, ya que un cuello le dará un amplio rango de plumas para distintos tamaños de moscas. Después puede invertir en cuellos o monturas de colores más especializados. Si ata frecuentemente streamers o moscas secas grandes y de un solo tamaño, entonces una montura de gallo es lo indicado.

Colores Naturales

Fotografía: Hans Krarup

ALGUNOS COLORES NATURALES:

Grizzly

Castellano
Brown Café
Ginger Café claro tipo miel
Cream Crema
Furnace Café con una banda de negro junto al raquis
Coachman Brown Café rojizo oscuro
Badger Color crema oscuro a blanco con una banda de negro junto al raquis
Dun

Pardo

Otra amplia gama de colores, son los colores teñidos. Estos pueden ser colores teñidos sobre una pluma blanca o castellana (grizzly), obteniéndose distintos resultados. Los colores más usados son oliva, morado, rojo, amarillo, etc. Un color grizzly/café será una pluma grizzly teñida color café.

Colores Teñidos

Fotografía: Hans Krarup

 

Glosario de Términos

Barb (inglés): barba (estructura de una pluma) o rebarba de un anzuelo.

Barbule (inglés): barbilla.

Cuello: plumas unidas a la piel de un ave, el área comprendido entre la cabeza y la espalda de un ave.

Hackle (inglés): una pluma, normalmente del cuello de un gallo o gallina, de cualquier color (natural o teñido), usado para el atado de moscas.

Half neck (inglés): la mitad de un cuello de gallo o gallina.

Hen Back (inglés): material de atado de moscas, generalmente proveniente de una montura de un ave gallinácea. Usado como sustituto de perdiz húngara, Grouse, etc.

Herl (inglés): es una barba de una pluma que posee largas, suaves y distinguidas barbillas. Normalmente el término se usa para describir fibras de pluma de pavo real, avestruz, etc.

Micro-barb hackle (inglés): tipo de hackle (véase) de barbas cortas usadas para atar moscas secas.

Montura: plumas unidas a la piel de un ave, el área que comprende la espalda baja de un ave.

Palmer (inglés): técnica la cual se enrolla una pluma sobre el anzuelo.

Peacock herl (inglés): la barba de una pluma de pavo real.

Quill (inglés): el raquis de una pluma, aunque a veces se considera como una pluma específica de un ave, como por ejemplo de pavo, pato, pavo real, etc. (turkey quill, duck quill y peacock quill, respectivamente).

Soft hackle (inglés): término que se refiere a un tipo de mosca húmeda o un tipo de pluma. Las plumas soft hackle generalmente se derivan de aves como la perdiz húngara, Grouse, hen back, etc. y tienen la característica de tener barbas más suaves y laxas.

Stem (inglés): raquis.

Strung hackle (inglés): manojo de plumas (hackle) unidas por los cálamos a través de un hilo.

Webby (inglés): término usado para describir plumas con barbillas largas que hacen que las barbas se unan. Las barbas también tienden a ser suaves y laxas. Estas plumas son útiles para moscas húmedas y streamers, al ser menos rígidas se mueven más bajo el agua.

No Genetico y Manojos

De izquierda a derecha: cuello no genético, manojo grizzly teñido oliva, manojo grizzly teñido café y espalda de gallina (hen back). (Fotografía: Hans Krarup)

Canal Youtube

https://www.youtube.com/channel/UCv-A8uH3sCobBo4pVQKEU5A

He creado un canal en Youtube donde iré publicando videos relacionados a este blog. La primera serie de videos será un curso virtual de atado de moscas para principiantes. Les recomiendo ver los videos en orden. Cualquier pregunta o comentario hagan un comentario en el canal de Youtube o a través de ANZUELOSYPLUMAS.COM.

19780482_10155500440348007_7340039206225818340_o