Lectura de Aguas Aplicada – Parte II

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

¿Dónde pescarías en la fotografía? ¿Cuáles lugares abordarías primero y por qué?

(Fotografía: Hans Krarup)

Cuando enfrentemos cursos de agua en movimiento (ríos, esteros, etc.) debemos considerar tres factores para aumentar nuestras posibilidades de éxito de capturar un pez. Estos factores son: corriente, comida y protección. Las distintas estructuras que encontramos en un curso de agua en movimiento reunirán estos tres factores.

CAMBIO DE PROFUNDIDAD

El cambio de profundidad le ofrece a los peces protección de la corriente y de depredadores. Los peces si tienen que enfrentarse constantemente a una corriente, gastan mucha energía. Por ende, van a querer ubicarse en sectores con menos corriente para ser energéticamente eficientes.  Los peces se van a querer ubicar lo más cerca posible de las corrientes más fuertes porque son las que ofrecen oportunidades de alimento.

Los cambios de corriente se van a producir tanto de forma lateral como vertical en la columna de agua. Es decir, un pez se puede mover para un lado u otro (de forma lateral) para alejarse de la corriente principal y también puede hacerlo hacia abajo en la columna de agua (de forma vertical). Muchas veces hay un borde claramente delimitado entre la corriente principal y la zona más lenta a un costado. En inglés este borde o zona de transición se le llama “seam” y es uno de los primeros lugares que debemos reconocer y presentar nuestra mosca. Una transición vertical clásica es un “corte”. Es decir, un cambio brusco de profundidad en el lecho del curso de agua. En este tipo de transiciones el pez se ubicará aguas abajo del corte y ligeramente hacia abajo en la columna de agua. Con esto el pez logra refugiarse de la corriente pero estar atento al alimento que pudiera traer la corriente. En términos de presentar una mosca, lo ideal es lanzar la mosca río arriba del corte, dejar la mosca derivar con la corriente y que entre a la zona del cambio de profundidad. Este tipo de presentación es muy efectiva para todo tipo de moscas (mosca seca, ninfa, streamer, etc.). Los cortes no solo son productivos en cursos de agua en movimiento sino también para aguas quietas (lagos, lagunas, etc.) en dónde desemboca un río o estero en ellas.

IMG_20200907_115501221_MP

En la fotografía, la corriente del río es en sentido de izquierda a derecha. En el fondo de la fotografía, la corriente pasa por encima de unas rocas y entra a una zona de mayor profundidad, formando un corte. En esta zona la corriente pasa por la zona superficial del agua y en la zona de mayor profundidad hay una corriente más lenta y/o corriente inexistente. Esta última zona es donde se ubicarán los peces a la espera de recibir su alimento y es allí donde debemos presentar nuestra mosca.

(Fotografía: Hans Krarup)

(Video: Hans Krarup)

REMOLINOS DE AGUA

Frecuentemente se forman en los cursos de agua en movimiento remolinos de agua, llamado eddies en inglés. Un eddy es complicado para la presentación de la mosca. No se logra una trayectoria uniforme de la mosca y se producen una serie de curvas en la línea mosquera y/o el leader que hace que haya una conexión menos tensa con la mosca. Esta línea que no está tensa es lo que en inglés se llama “slack“. Cuando el pez pica y no está tensa la línea, esa falta de tensión le da la oportunidad al pez desprenderse del anzuelo y que el pescador pierda la oportunidad de clavarlo. Al tener corrientes secundarias en varias direcciones se va formando slack en la línea y se hace difícil la presentación de la mosca. Lo ideal es que el pescador se pueda posicionar de tal forma que la alteración la presentación de la mosca sea la menor posible. Lo mejor es presentar la mosca en varias oportunidades diferentes en las distintas zonas del eddy para lograr una buena presentación de la mosca y cubrir toda el agua de manera eficiente. Los eddies suelen ser lugares donde quedan remanentes de alimentos que fueron arrastrados por la corriente. Por ejemplo pueden quedar flotando insectos muertos o moribundos de una eclosión reciente.

(Video: Hans Krarup)

VEGETACIÓN RIBEREÑA

Las ramas que se extienden sobre el agua otorgan protección a los peces de depredadores aéreos. También les proporciona sombra. Esto es importante ya que los peces no poseen párpados y les molesta el sol. Derivar una mosca bajo las ramas de la vegetación ribereña es arriesgado porque se puede perder la mosca al engancharla en las ramas pero puede lograr un buen pique y una bonita captura.

IMG_20200831_094746388_MP

En la fotografía de arriba se aprecian dos truchas Palomino bajo la protección de las ramas de la vegetación ribereña.

(Fotografía: Hans Krarup)

TRIBUTARIOS

La entrada de cursos de agua a otros produce aporte de agua oxigenada, agua de temperatura más baja y alimento. Los peces se encontrarán en la zona de unión entre los dos cursos de agua. Lo más probable es que se ubicarán en la zona justo aguas abajo de la confluencia de ambos. Esto también se aplica las aguas quietas (lagos y lagunas) en donde desemboca un curso de agua, siendo muy productivo pescar la zona de corte (cambio de profundidad).

IMG_20200907_112335436_MP

En la fotografía de arriba se observa a la izquierda un tributario que entra a un río. Frecuentemente estos tributarios aportan aguas con mayor oxigenación, agua de más baja temperatura y alimento al cuerpo de agua que lo recibe.

(Fotografía: Hans Krarup)

LINEAS DE ESPUMA

En las aguas en movimiento se ven frecuentemente líneas de espuma (foam lines en inglés). No sólo se acumulan burbujas de agua sino que también se van acumulando alimento para los peces. Se van a ir acumulando insectos de eclosiones recientes, insectos terrestres que han caído al agua, etc. Es buena idea presentar la mosca en la trayectoria de estas líneas de espuma. Generalmente se va a producir una línea de espuma que se extiende aguas abajo y que se debe abordar de manera sistemática, lanzando de manera espaciada hasta cubrir la extensión total de la línea de espuma.

IMG_20200907_115032194_MP

En la fotografía se aprecia una línea de espuma en el centro de este río. La dirección de la corriente va desde la parte inferior de la fotografía hasta la parte superior.

(Fotografía: Hans Krarup)

(Video: Hans Krarup)

OBSTRUCCIONES EN LA CORRIENTE

Al igual que en los cambios de profundidad, las obstrucciones en la corriente producen cambios en la corriente que ofrecen a los peces lugares para refugiarse de la corriente principal. Rocas presentes en el lecho del fondo rompen la corriente produciéndose estos cambios de corriente. Una roca obstruyendo la corriente es un lugar clásico donde debemos presentar nuestra mosca. Se puede presentar la mosca adelante, detrás y a los costados de la obstrucción. No sólo se produce un refugio aguas abajo de la obstrucción sino también aguas arriba, debido a que se produce una turbulencia del agua al golpear con la obstrucción, resultando en una zona de corriente menor donde se puede ubicar un pez. Y finalmente presentar la mosca por los costados de la obstrucción ya que se pueden formar escondites en donde podría estar al acecho un pez.

En muchas ocasiones el lecho del curso de agua puede tener múltiples obstrucciones en la corriente. Generalmente las zonas donde se inician los cursos de agua en movimiento (ríos, esteros, etc.) se ubican geográficamente en lugares con mucha pendiente y el lecho está provisto de rocas grandes, balones, etc. y en la medida que va disminuyendo la pendiente y la velocidad de la corriente, van disminuyendo de tamaño el tamaño de las rocas y empieza a predominar la gravilla, arena y sedimentos de menor calibre. En zonas donde predominan las rocas grandes la mejor manera de abordar una sección de un curso de agua es hacerlo de manera metódica y sistemática. Empezar presentando la mosca a las obstrucciones que están más cercanas al pescador y seguir con las que están más alejadas. Es probable que será necesario vadear y reubicarse para cubrir el agua de esta manera. Abordar la pesca de esta manera será no solo más cómodo para el pescador sino también para espantar menos peces.

IMG_20200907_122600576_MP

En la fotografía se ven varias rocas de gran tamaño que rompen la corriente del río. La forma de abordar esta situación de detalla en el texto.

(Fotografía: Hans Krarup)

(Video: Hans Krarup)

Lectura de Aguas – Parte III

(Artículo originalmente publicado en septiembre de 2013. Revisado y republicado en agosto de 2017.)

IMG_0685

(Fotografía: Hans Krarup)

En este último artículo sobre lectura de ríos hablaremos acerca de algunas estructuras específicas en las aguas donde es probable que encontremos truchas. Las truchas en un río se mueven en un área pequeña, son territoriales. No migran a lugares distantes, salvo por ejemplo que estén en época de desove y necesiten de un sustrato en particular para sus ovas. Al ser territoriales, tienen lugar propio que defienden de otros peces, donde se alimentan, esconden, etc. Por lo tanto, podemos tener cierta certeza que encontraremos truchas en lugares que reúnan las condiciones que necesitan para sobrevivir.

Un tipo de estructura es la orilla socavada (en inglés llamada undercut bank). Es una especie de cueva formada por la orilla y el agua de un río o estero. El poder erosionador del agua sobre el suelo de la orilla hace que se vaya comiendo por debajo, formando un escondite perfecto para peces. Aquí grandes truchas pueden esconderse de depredadores y al mismo tiempo ver que alimento les trae el río. En ciertas épocas podemos pescar moscas de saltamontes u otros insectos terrestres. En algunas partes de los Estados Unidos, esfuerzos de conservación de aguas dulces hacen estructuras de madera, que tapan con tierra en las orillas para fabricar lunker structures, que básicamente son un undercut bank artificial.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En la foto se ve un undercut bank. Cuando se encuentran con agua son escondites perfectos para grandes truchas. (Fotografía: Hans Krarup)

lunkercombo2

Lunker structure es un undercut bank artificial,  usado en la conservación de ríos y esteros en Norte América. (Fotografía: Paul Stillman. WiFly – Wisconsin Fly Fishing Blog)

Otra estructura, que en realidad es un fenómeno que ocurre, es el llamado foam line o línea de espuma. Las corrientes forman líneas de espuma sobre la superficie de las aguas o junto a árboles sumergidos, montones de troncos, etc. Estos lugares concentran restos de insectos y las truchas aprovechan esto para alimentarse. A veces puede ser bastante evidente siendo una espuma gruesa y otras veces restos pequeños.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

A la derecha en la foto se ven pequeños puntos blancos sobre la superficie, son líneas de espuma (foam lines), donde se concentran restos de alimento para las truchas. (Fotografía: Hans Krarup)

Una estructura clásica son los shelves (dropoffs) o caídas abruptas del fondo. Aquí la topografía del fondo del río cambia abruptamente de una zona baja a otra profunda. Justo debajo de la caída se encuentran las truchas, a la espera de insectos a la deriva en la corriente o algún pez forrajero despistado que se llevó la corriente.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Caídas abruptas (dropoffs) del fondo también son lugares ideales para presentar nuestras moscas. (Fotografía: Hans Krarup)

Link a video en Youtube:

Pocketwater es un tipo de agua la que se encuentra llena de obstrucciones (bolones de piedra, troncos sumergidos, etc.) causando infinitos cortes de corrientes y por ende lugares de refugio para las truchas. En castellano pocketwater puede traducirse como bolsillos de agua. Cuando hay una obstrucción en la corriente se forman lugares de menor corriente al frente (corriente arriba) de la obstrucción, atrás de ella y a los lados. Estos son lugares que debemos presentar nuestras moscas, porque es probable que contenga algún pez, esperando que le llegue su alimento por la corriente. Pescar aguas llenas de obstrucciones no es una tarea fácil ya que pequeñas corrientes fluyendo en distintas direcciones pueden tirar en distintas direcciones nuestras líneas y leaders. Lo mejor es pescar cada obstrucción por separado, manteniendo nuestra línea fuera del agua con el uso de nuestras cañas, dejando una porción de ella o del líder en el agua. Nos basta una línea de flote o una con punta de hundimiento moderada para este tipo de aguas, ya que una línea de hundimiento entera sería un desastre.  La clave es tener un buen control sobre nuestra línea para hacer una presentación adecuada a al pez.

DSC01779

Bolsillos de agua (pocketwater) en el río Blanco, Hornopirén, Chile. (Fotografía: Hans Krarup)

Un eddy pool es un tipo de pozón especial. Es un pozón que posee una corriente circular, parecido al agua cuando uno tira la cadena del WC. El ejemplo es un poco burdo, pero me imagino que les quedó claro. También en este tipo de agua hay una dificultad para presentar nuestra mosca, ya que las distintas corrientes tiraran de nuestro leader y/o línea. Aquí también se concentra comida para los peces, que quedan atrapadas en la corriente. Pescar una mosca seca es un poco difícil por las distintas direcciones de las corrientes en un eddy pool, pero una mosca húmeda o streamer puede ser una buena elección en esta situación.

Riffle corner se forma a veces en un riffle y es cuando una barra de grava de un riffle rompe la corriente y le sigue agua más profunda. Normalmente se forma al costado de un riffle, por ende su nombre, esquina de riffle en inglés (riffle corner). Las truchas se posicionan en el borde del agua más profunda. La corriente del riffle es demasiado fuerte para ellas y con pocas obstrucciones por lo que prefieren la comodidad de aguas más calmas y la seguridad de aguas más profundas. Este es una posición primaria (prime lie) en donde las truchas pueden recibir alimento, refugiarse de la corriente y de depredadores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La flecha indica la esquina de un riffle. Este es otro lugar predilecto para las truchas. (Fotografía: Hans Krarup)

Existen otras estructuras presentes en un río, pero he decidido incluir las que son a mi juicio las más importantes y que se presentan más a menudo a un pescador con mosca de truchas. Existen varios libros, artículos de revistas y en Internet sobre este tema. Si desean pueden leerlos para profundizar más en el tema. Ante cualquier consulta o duda, escríbanme un comentario al final del artículo y trataré de contestarla lo más brevemente posible. ¡Buena pesca!

Lectura de Aguas – Parte II

(Artículo originalmente publicado en septiembre de 2013. Revisado y republicado en agosto de 2017.)

La literatura de pesca con mosca describe que en la estructura de un río se puede encontrar una secuencia denominada riffle, run y pool. A lo largo de un río se repiten estas estructuras una y otra vez. Por ende, si podemos aprender a reconocer esas estructuras, podemos aumentar nuestras posibilidades de encontrar truchas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Cómo abordaría este río para pescarlo? (Fotografía: Hans Krarup)

Un riffle es una sección de agua relativamente baja, con corriente rápida y de superficie irregular.  Su superficie es así debido a que el refleja la topografía rocosa del lecho del río. La pista más fácil para identificar un riffle, es observando la superficie del agua. En este tipo de agua, abundan los estados inmaduros de insectos (larvas, ninfas, etc.) entre las piedras del fondo.  Las truchas se posicionan en riffles para alimentarse de estas ninfas y estados emergentes cuando hay eclosiones. Cuando no los hay, es poco probable que contenga truchas. Generalmente en este tipo de estructura de río abundan las truchas arcoiris por sobre otras especies. La superficie irregular permite pescar moscas secas de mayores tamaños y con siluetas más gruesas, que en otros tipos de aguas.  Al poseer corrientes más rápidas, en los riffles las truchas tienen que hacer una decisión rápida sobre su alimento. Por ende, las tomadas de las moscas en este tipo de aguas son más rápidas y violentas.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Riffle: superficie rugosa, poco profunda y corriente rápida. (Fotografía: Hans Krarup)

Un run es una sección de agua más profunda que un riffle, pero con corriente un poco menos fuerte (pero sigue siendo fuerte) y una superficie más calmada debido a que su lecho es menos irregular. Normalmente se inician con un riffle y terminan ensanchándose y profundizando para formar un pool (pozón) o se hacen menos profundos para formar otro riffle río abajo. Las truchas se ubican en runs independiente si hay o no eclosiones, ya que en este tipo de aguas se forman muchas posiciones (lies) para las truchas al predominar troncos sumergidos, piedras grandes y profundidad. Al haber menos corriente que en un riffle, pueden inspeccionar mejor sus presas, por lo tanto la presentación de nuestras moscas debe ser más sutil.  Es necesario el uso de un leader más largo y fino. Si no hay eclosiones podemos presentar en un run una mosca tipo streamer o húmeda para encontrar la ubicación de las truchas. Si la trucha se encuentra en la profundidad, será difícil estimularla a que tome una mosca seca en la superficie. En un run se empiezan a concentrar los peces forrajeros y las especies de insectos que viven sobre el fondo son ligeramente distintos que en los riffles.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En la foto, detrás del pescador se encuentra un run. Usando una mosca tipo streamer y una linea de hundimiento podemos buscar el pique de las truchas. (Fotografía: Hans Krarup)

Un pool (pozón) es una sección de agua en un río donde predomina la profundidad, una corriente lenta y una superficie lisa. Posee tres partes: una cabeza, una parte media y una cola. Generalmente las truchas se ubican en la cabeza o la cola de un pool. En la cabeza pueden tener acceso preferencial a la comida que les ofrece la corriente. Si estamos pescando una mosca seca, lo mejor es una presentación río arriba de la mosca, empezando por la cola del pool, avanzando hacia la cabeza. Así no espantaremos todo el pozón y podremos cubrir de manera más eficiente la zona. Un pool tendrá un alimento para las truchas distinto de un riffle o un run. En estas aguas se concentran los peces forrajeros, camarones de agua dulce, pancoras, etc. No hay muchos insectos que prefieran este tipo de agua para eclosionar, debido que deben ascender a la superficie y al ser muy profundo es un desafío demasiado grande para ellos. Normalmente después de las eclosiones, en la superficie de los pools se concentran formas débiles, muertas o sin eclosionar de insectos y las truchas aprovechan de alimentarse de ellas.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

A la derecha en la foto, la cola de un pool. Le sigue río abajo un riffle y más abajo un run. (Fotografía: Hans Krarup)

Otro concepto clásico es como las truchas se posicionan en un río. Por mucho tiempo se enseñó que las truchas se posicionaban mirando río arriba, pero en realidad, se ubican corriente arriba. Esto es debido a que esperan que la corriente les traiga su alimento y están hechas con una forma hidrodinámica que les permite posicionarse así en el río. Por lo tanto debemos tener en cuenta las direcciones de la corriente para la presentación de nuestras moscas y nuestra estrategia.

Otra consideración que debemos tener es la percepción de la trucha sobre sus alrededores. La visión de una trucha es de la forma de un cono abierto hacia arriba de ella. Esta es la denominada, ventana de visión de las truchas. A medida que está más profunda la trucha, puede ver más del mundo fuera del agua. Si la superficie del agua está más lisa, la trucha puede ver más hacia fuera y vernos. Las truchas pueden ver hacia delante y hacia al lado, pero no hacia atrás, por ende si somos cuidadosos podemos abordarlas por detrás para presentar nuestra mosca. Siempre es bueno usar ropa que sea parecida al entorno, por ejemplo ropas verdes y cafés cuando hay un entorno de bosque.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

La ventana de visión de una trucha. A mayor profundidad la trucha ve más de sus alrededores. (Fotografía: The Orvis Fly-Fishing Guide, escrita por Tom Rosenbauer.)

Otro sentido muy desarrollado de las truchas es el sentido del olfato. En su cerebro, la región que procesa estos estímulos se encuentra muy desarrollada. Por lo tanto debemos evitar tener olores fuertes en nuestras moscas (ej. protector solar de nuestras manos).  Algunos expertos recomiendan impregnar con barro de la orilla del río la mosca y posteriormente limpiarla en el agua para quitarle los olores extraños que pudiera percibir la trucha.

La línea lateral de un pez es una región del lado de su cuerpo que está provista de receptores de presión, que pueden percibir las ondas que viajan por el agua al moverse objetos y para captar sonidos bajo el agua. Las truchas tienen este órgano muy desarrollado por lo que debemos vadear con cuidado, sin hacer mucho ruido ni mover agua, ya que no podremos acercarnos lo suficiente a ellas para pescarlas. La recomendación número uno para un pescador con mosca es ser sigiloso y precavido al aproximarse y moverse en un río o estero. Use la cubierta de árboles, arbustos y otros elementos en el río para esconderse de las truchas. Le aseguro que pescará muchas más truchas de esta manera.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

En la foto, el pescador se viste con ropa de color parecido al entorno para ser notado menos por las truchas. (Fotografía: Hans Krarup)

Si ha espantado una trucha, lo mejor es alejarse cuidadosamente hacia la orilla del río y esperar a que la trucha vuelva a su actividad normal. Entonces podremos presentarle una mosca e intentar engañarla.

Hemos visto estructuras clásicas de ríos y esteros y algunas características de los sentidos de las truchas que debemos tener en cuenta al abordarlas. En el próximo artículo veremos algunas estructuras específicas y como debemos aproximarnos a ellas. ¡Hasta la próxima!

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

(Fotografía: Hans Krarup)

Lectura de Aguas – Parte I

(Artículo originalmente publicado en septiembre de 2013. Revisado y republicado en agosto de 2017.)

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

¿Por dónde empezar? (Fotografía: Hans Krarup)

Para encontrar truchas en un río o estero debemos tener en cuenta ciertos requerimientos que ellas deben tener para poder sobrevivir. El conocimiento de estos nos ayudará ser mejores pescadores al concentrar nuestros esfuerzos en aguas que tienen una alta probabilidad de albergar truchas. Podemos dividir estos requerimientos en 4 grandes áreas: temperatura, oxígeno, protección y comida. Si juntamos estas tres necesidades, es probable que podamos encontrar truchas. Lo mejor es llegar a pensar como lo hacen las truchas para poder ser un pescador exitoso.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El pescador con mosca debe conocer bien la estructura de un río para poder encontrar truchas y ser exitoso… (Fotografía: Hans Krarup)

Los peces son animales de sangre fría y no pueden regular su temperatura. Por ende, el ambiente en el cual estén determinará su temperatura corporal. Por eso la temperatura del agua es tan importante para las truchas. Las truchas pueden vivir en un rango de temperatura que va desde los 35 a 75 grados Fahrenheit (1,7 a 24 grados Celsius). En los extremos de estos rangos las truchas estarán lentas o fatigadas. El rango óptimo para las truchas está entre los 50 a 68 grados Fahrenheit (10 a 20 grados Celsius). La temperatura del agua guarda una relación cercana a nuestro próximo requerimiento, el oxígeno.

A altas temperaturas el oxígeno disuelto en el agua es más bajo que a temperaturas más bajas. Las truchas reciben el oxígeno a través de sus branquias por el oxígeno disuelto en el agua, por lo tanto a temperaturas de agua menor pueden oxigenarse mejor y tener una mayor actividad.

La protección que necesitan las truchas se pueden clasificar en dos tipos: protección de depredadores y protección de la corriente del agua, siendo la más importante a mi juicio, la protección de la corriente. Muchas veces las truchas descuidan su protección de los depredadores, cuando hay abundancia de alimento. Un ejemplo de ello es una eclosión de insectos. La protección de depredadores puede tomar varias formas en la estructura física de un río. La trucha puede descender a las profundidades, posicionarse bajo un árbol o tronco sumergido, cubrirse bajo la un árbol en una orilla, entre bolones de piedra, en una orilla socavada, etc.  Sin embargo la protección de la corriente tiene una finalidad distinta, que es mantenerse fuera de las aguas rápidas donde gastará su energía nadando en contra de ella. Muchas veces las truchas se mantienen justo en el límite entre la corriente rápida y la más lenta, a la espera de la llegada de alimento, que es nuestro último requerimiento básico.

DSC01792

En este riffle las truchas se posicionan y esperan que eclosionen insectos, que la corriente les entrega para alimentarse. (Fotografía: Hans Krarup)

La comida sin duda es el requerimiento más importante que condicionará nuestra aproximación de pesca de las truchas. Las truchas se alimentan de distintos grupos de alimentos: insectos acuáticos, peces forrajeros, insectos terrestres, crustáceos, etc. Si nosotros aprendemos más acerca de la naturaleza y biología de estos grupos, entendemos mejor como piensa una trucha y aumentamos nuestra posibilidad de pescar una. La estructura de un río o estero determinará que tipo de comida está presente en un dado momento y que mosca podemos ocupar. Por ejemplo, la profundidad y poca corriente de un pozón es un ambiente ideal para peces forrajeros, camarones de agua dulce, etc. La corriente rápida y alta oxigenación de un riffle proporciona las condiciones ideales para larvas de caddis (Orden Tricóptera), ninfas de moscas de mayo (Orden Ephemeroptera) y otros estados inmaduros de insectos acuáticos. Dependiendo de la disponibilidad de estas comidas en los distintos tipos de estructura fluviales, las truchas estarán alimentándose de distintos organismos y por ende requiere de distintas aproximaciones por parte del pescador.

IMG_0883

Un feeding lie es una posición que usa la trucha en un río para alimentarse, por ejemplo durante una eclosión de insectos. (Fotografía: Hans Krarup)

Existen distintos tipos de posiciones (en inglés lies) de las truchas en un río en las cuales se sitúan las truchas para evitar corriente, recibir comida, esconderse de amenazas, etc. Según el autor y pescador con mosca estadounidense Dave Hughes, existen 4 tipos de posiciones: mantención (holding lie), protección (sheltering lie), alimentación (feeding lie) y primaria (prime lie). La posición de mantención es aquel  en que la trucha tiene protección de depredadores y también de fuertes corrientes. Es el tipo de posición en la cual las truchas se encuentran la mayor parte del tiempo. Puede ser una depresión en el fondo del río, junto a un tronco sumergido, etc. La posición de protección es descrita por Hughes como una estructura en el río como un bunker para las truchas. Cuando la trucha se siente amenazada huye a la seguridad de su bunker hasta que se siente confiada de salir de nuevo. Las posiciones de alimentación son aquellas en las que las truchas dejan su protección habitual para alimentarse.  Un buen ejemplo de aquello es durante una eclosión de insectos acuáticos. Por último una posición primaria es aquella que reúne toda las condiciones de que necesitan las truchas en un solo lugar (protección de la corriente, abundancia de comida y protección contra depredadores). Un ejemplo de ello puede ser un par de bolones de piedra en una correntada donde una trucha se refugia de la corriente y al mismo tiempo puede alimentarse.

Hemos visto aspectos generales de los requerimientos de las truchas en ríos y esteros.  En el próximo artículo veremos en mayor profundidad la estructura típica de estos ambientes acuáticos y donde podemos encontrar peces. Conociendo esto seremos mejores pescadores y entenderemos mejor como piensan las truchas.

DSC03422

Las truchas se ubican en el borde de la corriente principal y la más lenta, donde pueden recibir alimento sin gastar mucha energía nadando en contra de la corriente. (Fotografía: Hans Krarup)